domingo, 27 de enero de 2008

Pecado

Pecado... ¿Cómo describirlo? Hay tantas formas de expresar lo que unos siente al perder, al perder la batalla más importante. Hay quien lo compara con una larga caída, nada alrededor, sólo tinieblas, y su cuerpo cayendo sin cesar, entre angustia y miedo... Pero yo me quedo con la imagen de la mancha, mejor. Una mancha negra, grumosa y viscosa que se va extendiendo por todo mi cuerpo hambrienta, sin piedad de mí. Quiere devorarme ávidamente, y en breve lo conseguirá.

[No escribo ésto para hacer algo muy bueno desde el punto de vista literario. Lo escribo porque hace nada he cometido un horrible pecado. Y así es como me siento. Impuro, indigno, miserable. Sólo Dios puede tener misericordia de mí...]

3 comentarios:

Tony: El Heterosexual no practicante dijo...

Bien Lucarl bien...por fin un artículo que me gusta (con esta sencilla frase acabo de explicar el porque de no haberte comentado hasta ahora)

¿Qué porqué me gusta? Porque me demuestra que eres humano, un humano que sufre, un humano-no idílico; no digo que tu sufrimiento me produzca placer, sino que si el sufrimiento ajeno sirve para que esa persona crezca y se haga mucho más fuerte de lo que esa persona ya es...bendito sea (si me permites la licencia)

Un error es un error, sea cual sea, y de todos y cada uno de ellos pagamos, de una forma u otra. No se que pecado has cometido, no se lo que has hecho y probablemente no lo llegue a saber porque no sueles soltar prenda de tus movidas, pero superalo y aprende de el, más que nada para que puedas cometer más errores en el futuro y puedas aprender de ellos, como aprenderás de este último. SUFRE-VENCE-AVANZA (nunca te estanques). Ánimo querido amigo Lucarl.

Ciudadano de Sión dijo...

Bien, Tony, una cosa te diré: efectivamente, el sufrimiento puede tener un enfoque bueno. En eso tienes toda la razón, colega.
De hecho, el valor de la cruz es ése precisamente: el valor de la victoria de un Dios-hombreporpropiavoluntad sobre el pecado, que hace que éste ya no sea destructivo. Y por eso se puede "cargar con la cruz".

Jofiel dijo...

Tu breve texto me ha recordado a algunos que escribi yo hace ya mucho tiempo... tres años, o asi. Y el comentario de Tony es muy acertado: esta es la dinámica que debe seguir el ser humano, porque no hay más tu tía. Pensar que algun dia llegaremos a no pecar en esta vida es terriblemente utópico. "Caer está permitido, levantarse es una obligación" (creo que es un proverbio ruso, pero no hagas caso, lo importante es que es una verdad como un templo) Bueno, voy a continuar mi garbeo por este blog tuyo. Otro abrazo.