martes, 21 de octubre de 2008

La isla

El otro día, la peli de ciencia-ficción "La isla" me dio que pensar. Os cuento un poco el argumento; os reventaré la peli pero es necesario: resulta que se desarrolla una tecnología que permite clonar a un hombre y desarrollar un réplica exacta de él ya en edad adulta, con el objetivo de que el señor que ha puesto la pasta para ser clonado pueda disponer de los órganos del clon si así lo requiere. Los clones, llamados agnates, viven en unas instalaciones, engañados por la empresa: les han manipulado para que crean que son los supervivientes de una contaminación global, y su protección es quedarse en las instalaciones para no ser contaminados. Sú única esperanza de salir de ahí es la isla, un reducto no contaminado al que acceden mediante sorteo. En realidad la isla es un método de control: cuando los dueños de los agnates necesitan de éstos, la empresa les "hace ganar un viaje a la isla", les saca de ahí, y en un quirófano les mata y extrae sus órganos. La peli giran en torno a un agnate que descubre el engaño y hace lo posible por desenmascarar la empresa.

Me recordaba tanto al mundo actual... fijáos: nosotros hemos sido engañados, seducidos por el hedonismo, y vamos suspirando por el mundo, creyendo que el momento en que alcancemos los placeres fuera de toda atadura seremos felices, igual que los agnates suspiraban por la isla. Pero eso no existe: detrás de la isla está la muerte, detrás de ese engaño está Satán, que busca apartarnos de Dios en la infelicidad eterna. Y al igual que el protagonista de "La isla", los cristianos, que hemos descubierto el engaño, hemos de ir a nuestros compañeros y gritarles, como en la peli: ¡No existe esa isla! ¡Te van a matar! ¡Corramos, huyamos de aquí! ¡Esto no es vida, afuera hay todo un mundo por descubrir, no hay isla, pero hay algo mejor: hay realidad! ¡Está Dios!

Nos tomarán por locos... como al de la película. ¿Qué más da? ¿Acaso no es vital que sigamos gritando?

2 comentarios:

Chiwi dijo...

Es una gran peli de accion. A mi me encantó.

Descencencia de Ioreth dijo...

estimado recomiendo otra pelicula que lleva el mismo nombre, pero en Ruso "ostrov" solo se consigue en internet. estoy seguro que le gustará.