martes, 13 de mayo de 2008

Inútil

Fui derrotado en todo lo que emprendí. Cada empresa se fue a pique, ni siquiera mi firme ánimo de ser buen cristiano resultó con éxito. He intentado seguir tu estela luminosa, Señor, y servir para algo. Y no he logrado sino miseria y derrota, harapos y frío en la noche de mi alma. ¿Cuándo veré cumplidos mis deseos de ayudarte? ¿Cuando serviré, Señor, y dejaré de ser un instrumento inútil?

Pero ¡aún me acuerdo, Señor! ¡Sabes que no lo he olvidado! Tu luz aquella vez, cuando me miraste, cuando me arropaste y me susurraste una nana al oído. Recuerdo el olor de tu túnica cuando me abracé a ti, cuando me prometiste que nunca me dejarías sólo. Y de eso se trata. No sirvo para nada, pero tú estas enamorado de este miserable. Y yo ya no puedo vivir lejos de ti.

¿Pero cómo será, Señor, que estás tan loco de amor por mí?

2 comentarios:

Ailyn dijo...

Hola, me ha gustado mucho este post, porque me identifique mucho contigo, y te digo ahora lo que un dia me dijo un Sacerdote muy santo, "Dios nos ama con total gratuidad."
Que Dios te bendiga.
ya estas incluido en el directorio de Blogs.
Saludos

Marcos Emiliano Mesa dijo...

Hola, soy Marcos Emiliano Mesa, queria pedir ayuda ya que cree un blog para llevar el mensaje de Dios como hacen ustedes, por el medio masivo de la internet, viendo que es un medio tan utilizado hay que sacarle provecho.
Me gustaria que me ayude a difundir la pagina asi comienza a dar frutos, desde ya muchas gracias y cualquier cosa que necesite aviceme que mientras pueda estare.
saludos
Atte. Marcos Emiliano Mesa