miércoles, 4 de junio de 2008

¿Valores?

En la peli "Los visitantes no nacieron ayer", que va de dos tipos del medievo que aparecen en la era moderna, hay una escena que me encanta: el protagonista (Jean Reno) intenta convencer a su escudero de que deben volver al medievo porque si se quedan se pudrirán en vida en pocos días. Le dice que ya está podrido por dentro, y que lo compruebe por la fetidez de su aliento. El escudero efectivamente lo comprueba, echándole el aliento a alguien, y ve que es cierto. Sin embargo, al final de la peli se niega a volver, porque una amiga que ha hecho le ha dado la solución contra su fetidez: ¡pasta de dientes!

Es absurdo, ¿no? Imaginemos que el escudero se estuviera efectivamente pudriendo por dentro... la pasta de dientes no habría sido la solución, porque atacaba un síntoma, la halitosis, no el problema, que es que ¡se está pudriendo!

Os pongo esto porque el otro día hablaba con un amigo muy querido que me decía que la música no debía ser usada para evangelizar, sino para transmitir valores. Y me quedé pensando en eso de los valores, en la tendencia de muchos cristianos de hablar con no-cristianos, no de la redención de Jesucristo, sino de llevar una vida virtuosa, "con valores", ofreciendo moral en vez de religión.
No estoy para nada en contra de los valores y las virtudes, sé que puede hacer mucho bien en una sociedad sin rumbo que se vuelva a vivir la solidaridad, la sinceridad, la fortaleza, etc. Pero detengámonos un momento: los valores no son el fin absoluto, y no ofrecen nada de cara a las preguntas de quién soy, adónde voy. Los valores pueden hacer llevar una vida más digna, pero no dan sentido a esa vida. Por tanto, ofrecer valores para que los demás tengan una vida con sentido es como ofrecer pasta de dientes para no pudrirse por dentro: se busca remediar el síntoma (el vacío y la falta de rumbo), no la enfermedad (el hecho de que Dios no gobierne la propia vida). Hay que hablar de Jesucristo. Enseñaremos a vivir las virtudes por amor a Dios, no deificaremos esas virtudes porque si no no sacaremos a la gente de su vacío. Sólo lograremos hacerles creer que si se lavan los dientes no se pudrirán, que si son buena gente Dios los salvará. Y Dios salva al que acepta su sacrificio en la cruz. Como dijo un amigo mío muy bestia, "la buena gente se va al Infierno".

9 comentarios:

Ciudadano de Sión dijo...

Sólo recordar que con respecto a la condenación, creo firmemente que el que no oye hablar del mensaje de CRISTO de forma correcta, o le escandalizan con malos ejemplos, o simplemente no oye una sola palabra de religión en su vida, ése se salva. Lo de la "buena gente que va al infierno" suena muy bestia y debe ser matizado: aquél que oyó y rechazó el Evangelio ya puede ir por ahí siendo buena gente, que si no se convierte, malo. No diré qué le pasa porque no quiero ser juez (no quiero cometer el error del amigo con cuya frase termino el artículo). Le dejo eso a Dios. Pero está claro que si rechazas voluntariamente a Dios, Él respetará tu decisión. No entrarás en el Cielo por virtuoso.

Otro matiz, por si no quedó lo bastante claro, es que el cristiano DEBE TENER VALORES. Éste no es un post antivalores.

Elinge dijo...

Hola Lukas;

¿Por qué dices que es un error decir lo que pasa cuando hay una conducta deternminada?...cierto, al juzgar al que juzga uno también se equivoca. -Paradoja-

San Alfonso María de Ligorio dice claramente:
'El que reza se salva, el que no reza se condena'.
Y es Doctor de la Iglesia.

Nosotros no juzgamos a nadie, no debemos, cierto, pero el que reniega de Dios se condena, el que rechaza la salvación, se condena, el que se inventa a dios a la carta, se condena, el que se empeña en vivir en pecado, se condena, el que piensa que ya tendrá más adelante para confesarse y ponerse en regla, se condena;dice San Agustín:
'Justo castigo será el que no pueda salvarse cuando quisiere, quien cuando pudo no quiso'.

Lo de 'hablar el mensaje de Cristo de forma correcta'; Id por todo el mundo y proclamar el Evangelio..., vivamos el Evangelio y no nos preocupemos, seremos así Evangelizadores y Misioneros en pleno Madrid, quiero ser catecismo viviente, fe viva, -sólo Dios es Todopoderoso y puede hacerme así-.

El que no oye ni una sola palabra de religión en su vida,se salva o se condena ; como el que ha conducido un Ferrari o comido bombones.

¿que te parece esta regla se salvación?;-San Juan-
La Luz de la Verdad viene a ti, ya sea por Jesús en otro hermano o por el mismo Jesús que es Dios que llama repetidas veces al corazón, y tú eliges si ir hacia la Luz en tu vida para vivir en la Verdad, naturalmente con renuncias, sacrificio y fuerza o seguir relajado y egoista, débil en la tiniebla de tu voluntad pensando no ser descubierto en los pecados y maldades, creerse 'buenin' y ¡hala!, derecho al horno.

Creer firmemente... en la Palabra, en Jesús y lo demás; barrunto que nos llevaremos muchas sorpresas en el Cielo [también en el Infierno, -Dios no lo permita-], después de oír; 'Señor, Señor, ¿no hicimos por Ti..."

Estoy contigo, si no quieres vivir con Dios, tu deseo y obra serán cumplidos por Dios que es la Vida Eterna y te ha hecho libre, pues...eternamente sin Vida. Dios nunca irá contra Sus actos tocando tu libertad, al contrario, Él te hace libre de veras.

Lo 'sin Dios' o 'con dios' esclaviza.

Los cristianos, no tenemos nada y así lo tenemos Todo, haz que Jesús viva en ti y lo demás te será dado por añadidura; persecuciones, valores, virtudes,especialmente la perseverancia, todas ellas inmerecidas y propiedad sólo del Señor, que la debe tener en su mano pues me veo, ciertamente, muy gusanito, y con la aguja en la reserva de casi todas ellas. Señor aumenta mi Fe y Amor para condimentarlo todo.

He merecido mil infiernos a pulso, -averno visto por Jacinta, Lucía y Francisco- lleno de almas; lleno de 'sin Dios' y 'con dios'.

Me sorprende ver que matizas, no te apures si ves algo claro en el post, no matices, y si al leerlo lo interpretamos mal o leemos peor, sonríe Lukas, no te enredes en esa hiedra.
Quién confiando en sí mismo se ve bueno, ése, se condena.

Opusprima dijo...

A quedado clara tu intención. Estoy muy de acuerdo con la idea que reflejas. No hay nada que añadir. Sobre quien se salva o no es una de las cosas que menos me gusta hablar por simple ignorancia del tema, aunque lo estudié cuando hice unos años de teología.

Opusprima

Ciudadano de Sión dijo...

Gracias por comentar, Opusprima y Elinge.

Elinge, seguiré tu consejo con lo de las matizaciones.

Dios os bendiga muy mucho.

Anónimo dijo...

Lukas! He leido el artículo de "Intercambio". ¡No dejes de escribir, me encanta como lo haces! Además, me ayuda mucho.

Y respecto a lo de escandalizar, haz como mi profe de autoescuela (conduce como un loco)que decía: "Haz lo que yo te digo y no lo que yo hago".
Ya sé q es mejor enseñar o predicar con el ejemplo, pero si a veces no se puede, por lo menos está la palabra ;)

Muchos besos!

**Verónica**

Ciudadano de Sión dijo...

Gracias, Vero. Como puedes ver, no he dejado de escribir.

Una cosa: yo recibo los comentarios que hacéis en mi bandeja de correo. O sea, que si me quieres comentar una entrada, puedes hacerlo en la misma entrada... esto no es un flog, en el que tendría que revisar todas las publicaciones en busca de comentarios. O sea, que como si quieres comentarme la primera entrada que hice, yo me entero igual. El blog me envía automáticamente un mail.

Gracias por comentar.

Anónimo dijo...

jajaja ya ves que no controlo mucho esto...
Ahora ya lo sé.

**Verónica**

Selegna_Iram dijo...

Muy buenas!
Digamos que llevaba ya tiempo dandole vueltas a la cuestión de que cada vez que leo uno de tus artículos, me suelo quedar con algo que rebatir,con la palabra en la boca... Cual ha sido mi sorpresa cuando he mirado la web con más atención y he visto que,efectivamente,era libre de expresar mi opinión libremente ( siempre, por supuesto, sin insultar ni despreciar la fe que profesas ni ridiculizar las formas o contenidos de la fe católica XD)


(Vaya, la introducción me ha quedado definitivamente larga...)


El caso es que, con respecto a la entrada arriba publicada, considero que a alguien que ha nacido en el seno de una familia no cristiana, a la que se se le ha enseñado que Dios no existe, que los creyentes son unos ignorantes y la Iglesia una manipuladora, no puede escuchar un buen día hablar de ese Dios al que sus padres (referente para todo crío) rechazaban y abrazar el cristianismo de buen grado.Más bien huira despavorido, ante la horrible expectativa de que " le coman el tarro".
En este caso( un caso harto extendido, sea dicho de paso) creo que el escepticismo y prevención contra el cristianismo es perfectamente comprensible.¿ Hasta que punto es culpable esa persona?
En mi opinión es tan perdonable como aquel que en su vida ha escuchado una palabra de religión.

Sí, existen conversiones milagrosas, diréis muchos. Señores,hablamos de una minoría muy aislada, poco representativa.

Supongo que esto es todo, por el momento.Sin duda encontraré nuevas ocasiones de pasarme por aquí, ha sido un placer ;)

BSS

Ciudadano de Sión dijo...

Selegna, dices que las conversiones milagrosas son un fenómeno poco representativo. Bien, yo creo que todas las conversiones son milagrosas. QAue alguien pase de no creer que la Iglesia es sino una institución capulla y Jesus un hippy de hace dos mil años a aceptarle como Salvador y a la Iglesia como MAdre, ¡es un milagro!

Pero es un milagro que estamos obligados a buscar. Jesús nos dice que hagamos discípulos a todas las gentes. Por lo tanto, la actitud ante los que odian a la Iglesia o les han enseñado de pequeños que es capulla no es la de "bueno, igual se salvan" sin más bien la de "VOY A HABLAR CON ELLOS, voy a rezar por ellos, corren serio peligro de no salvarse, y serán infelices toda su vida además".

La actitud ante el pecado por parte nuestra no debe ser la de condenar al pecador (si te fjas yono lo hago), pero tampoco la de callarnos y no decir nada porque "Dios es misericordioso e igual les salva". Tenemos el deber de evangelizar, Selegna.

Gracias por leer esto. Es un honor que comentes por aquí.

Lukas Romero