domingo, 2 de noviembre de 2008

Argumentos extremos

Iba a llamar a esto "Frases extremas IV", pero ni son frases, ni siguen la línea habitual de las frases extremas. Os he puesto una pequeña recopilación de argumentos de distintos pensadores cristianos, que buscaban dar una respuesta lógica a los discursos ateos. Disfrutadlos, son muy edificantes.

"Pero, ¿y si creemos y al final no es verdad? El error sería entonces más interesante incluso que la realidad. ¿Cómo podría un universo idiota haber producido criaturas cuyos sueños son mucho mejores, más vigorosos y sutiles que él mismo?" (C. S. Lewis)

"Yo creo (...) que el mundo es redondo. Que pueda haber tribus que crean que es triangular u oblongo no altera el hecho de que el mundo tenga una forma determinada, y no otra. Por tanto, no digáis que una variedad de religiones os impide creer en una. No sería inteligente." (G. K. Chesterton)

"Apuesta por que Dios existe. Porque si ganas, lo ganas todo, y si pierdes, no pierdes casi nada." (Blaise Pascal)

"Las partículas originales, sin impulso ni dirección exteriores, comenzaron a asociarse, a combinarse aleatoriamente entre ellas para pasar de los quáseres a los átomos, y de los átomos a moléculas de arquitectura cada vez más complicada y diversa, hasta producir, después de miles de millones de años de esfuerzos incesantes, un profesor de astrofísica con gafas y bigote. Es el ¡no va más! de las maravillas. La doctrina de la Creación no pedía más que un solo milagro de Dios. La de la autocreación del mundo exige un milagro cada décima de segundo." (André Frossard)

"No conozco ningún alfarero -dijo la olla-. Nací por mí misma y soy eterna." (Franz Binhack, "Topfer und Topf")

"Podemos añadir cinco dólares a otros cinco, y tendremos diez dólares, pero la aritmética por sí misma no pondrá ni un solo dólar en nuestros bolsillos. Las leyes explican todas las cosas excepto el mismo origen de las cosas, y ésa es una inmensa excepción." (cfr. C. S. Lewis)

2 comentarios:

Semi dijo...

la primera frase es de la silla de plata, de Narnia, jeje, me encanta ese fragmento.
Puede que nosotros hemos jugado como niños a inventarnos el sol, a Aslan, a los leones, pero habeis de reconocer que, cuatro niños jugando a inventarse cosas son capaces de crear un mundo mucho mejor que vuestro reino. Puede que realmente no exista Aslan, ni el sol, ni Narnia, pero pienso dedicar mi vida a buscarla, ya que, si en realidad el mundo fuera tan oscuro i sombrio como decís, malgastar la vida sería malgastar bien poco.

Ciudadano de Sión dijo...

Había leído ese libro, pero no recordaba esa cita así... gracias por la aportación, Semi. Espero y deseo que todo te vaya bien.

Lukas Romero